Comprar una PlayStation 5 o una Xbox Series X es una auténtica odisea. Ya desde su lanzamiento a finales de 2020, la falta de stock ha sido un quebradero de cabeza. La situación, por desgracia, tardará en mejorar. Diversos analistas apuntan al año 2023 como la fecha en la que se normalizará la distribución de las consolas next-gen. Otros como Pat Gelsinger (CEO de Intel) auguran que nos tocará esperar aún más, hasta 2024. Mientras tanto, las unidades de las consolas de Sony y Microsoft seguirán llegando a cuentagotas. Pero, ¿por qué no hay stock de PS5 y Xbox Series X?

La respuesta es compleja, pues no hay una única razón. Simplificándolo mucho, el principal motivo es la escasez de los chips y los semiconductores necesarios para manufacturar este tipo dispositivos. Entre los problemas de logística causados por la pandemia de coronavirus y la ingente demanda de productos tecnológicos (televisiones, smartphones, consolas), los fabricantes no dan abasto. Dado que la demanda de estos bienes de consumo no deja de crecer, apenas hay margen entre que se fabrica una consola y se distribuye en el mercado. Por eso llevas dos años pendiente de los grupos de ofertas en Telegram; el stock de Xbox Series X y en especial el de PS5 vuela.

PS5 y Xbox no tienen stock
Fuente: Current School News

¿Merece la pena desarrollar en PS5 y Xbox Series X?

Sumado a la reciente subida de precios de PS5 por parte de Sony, un desarrollador puede pensar que no merece la pena desarrollar para la next-gen. ¿Por qué trabajar con consolas que casi nunca están disponibles? La respuesta es parte del problema: la demanda es altísima. 

La nueva máquina de Sony ha vendido 21,7 millones de unidades hasta verano de 2022. Aunque el ritmo respecto al año pasado ha bajado —en un año sobrepasó los 17 millones—, sigue siendo encomiable. Nintendo Switch vendió 17,8 millones de consolas en su primer año de vida y ahora ya sobrepasa los 111 millones. La híbrida también padeció un déficit de stock, pero no tan agudos como los de PS5. Su antecesora, PS4, firmó 20 millones en el mismo plazo. Para haber perdido un 44% de las ventas respecto al año pasado, PS5 aguanta el ritmo.

En el caso de Xbox Series, la escasez de chips no ha impedido que la dupla de consolas de Microsoft firme un arranque de generación histórico. Entre Series X y S, la familia de Xbox ha vendido 16,07 millones en 21 meses. Es decir, más que Xbox One en las mismas fechas (13,16 millones). De un año para otro, las ventas de Xbox Series han aumentado un 9%. La disponibilidad de Series S ha ayudado, pero lo cierto es que cada vez es más fácil encontrar una Series X sin depender de especuladores. Junto a servicios como Game Pass y Xcloud, cuesta no apostar por la máquina de Microsoft. 

Ambas consolas presentan datos muy positivos y los desarrolladores de videojuegos no deberían ignorarlos. Por difícil que sea conseguir una PS5 y una Xbox Series X, una importante cantidad de jugadores ya lo ha hecho. Y están ansiosos por disfrutar de versiones optimizadas y especialmente concebidas para la next-gen que tanto les ha costado obtener. Ahí es donde entra el porting.

¿Qué beneficios ofrece portar a PS5 y Xbox Series?

Si ya tienes un videojuego en ordenador y planeas portarlo a PS5 y Xbox Series, no lo dudes. La arquitectura de la nueva generación es muy similar a la de los PC gaming. Por tanto, la transición entre una y otra plataforma es más sencilla que nunca desde el punto de vista del hardware. Además, portear siempre será más fácil que desarrollar en exclusiva para una consola. ¡Así no tienes que escribir el código desde cero!

Como las entrañas de PS5 y Xbox Series son muy similares a las de un PC, apenas perderás rendimiento en el paso de ordenadores a consolas. La CPU de PS5 cuenta con 8 núcleos concebidos para rendir hasta a 3,5 GHz apoyados en la GPU RDNA 2 de AMD y en 16 GB de RAM GDDR6 con bus de 256 bits. En otras palabras: potencia más que suficiente para aplicar hasta Ray Tracing. Y todo sin perder agilidad gracias a la llegada (¡por fin!) de los SSD a las consolas. En cuanto a Xbox Series X, sus especificaciones son mejores todavía. Su CPU llega hasta los 3,8 GHz. Aquí, la GPU RDNA 2 de AMD llega hasta los 12 teraflops, casi dos más que en PS5. La RAM también mejora ligeramente a la de Sony, ya que Xbox Series X cuenta con 16 GB de memoria GDDR6 con bus de 320 bits. De nuevo, potencia muy similar a la de un PC de gama media-alta capaz de mover muchos juegos a 120 fps y 1440p. Desde luego, los 60 fps a 4K ya no parecen una utopía.

Ps5 y Xbox no tienen stock
Fuente: Tarreo

En caso de portar tu videojuego desde PC a cualquiera de esas dos consolas, apenas verás cambios en el rendimiento. Piensa en ello como una configuración gráfica más. El cambio será sencillo y te abrirá las puertas de nuevas audiencias. Con lo que les ha costado comprar su nueva consola, serán más receptivos que nunca a juegos bien optimizados para ellas. La clave es esa: que el port esté bien optimizado y exprima las características de la nueva plataforma. Para ello, lo mejor es contar con un equipo de outsourcing con experiencia contrastada en el porting a consolas. Para ello, lo mejor es contar con Catness Games.

Portar con Catness Games

El outsourcing es la forma más eficaz de llevar tus obras a cualquier plataforma. Primero, porque quizá no tengas los materiales necesarios para el porting. Por más que la arquitectura de PS5 y Xbox Series sea similar a la de un PC, ambas exigen kits de desarrollo, controles de calidad y otros muchos requisitos de publicación específicos de cada consola. Segundo, porque no se trata de copiar y pegar. Máquinas como PS5 cuentan con características específicas (gatillos adaptativos, vibración háptica) que merece la pena cuidar para sacar todo el partido a la plataforma. Los jugadores aprecian cuando un título está desarrollado con su consola favorita en mente y no como una versión genérica.

En Catness Games llevamos cerca de una década desarrollando, porteando y publicando videojuegos en todas las plataformas. Fuimos pioneros en el porting a Nintendo Switch y lo mismo está sucediendo con el salto a la nueva generación. En los primeros años de vida de PS5 y Xbox Series ya hemos portado títulos de compañías como Thunderful y EastAsiaSoft, referentes de la industria. Además, Chronicles of 2 Heroes y One Last Breath, ambos publicados bajo nuestro sello, contarán con versiones en todas las plataformas (incluidas las protagonistas de este artículo). Disponemos de un historial que destaca en cantidad y calidad, por lo que podemos ayudarte a portar tu juego.

No pienses más. Contacta con Catness Games y déjanos ayudarte con el porting a PS5 y Xbox Series. Resolveremos todas tus dudas y diseñaremos un presupuesto personalizado sin compromiso alguno. Para cuando el stock de ambas consolas se normalice, tu juego ya estará más que listo para sacarles el máximo partido.